¿Mov…3?

movimiento.

1. m. Acción y efecto de mover.
2. m. Estado de los cuerpos mientras cambian de lugar o de posición.
3. m. Alteración, inquietud o conmoción.
4. m. Alzamiento, rebelión.

Diccionario de la RAE

Move, en inglés: Movimiento. Nuestra filosofía de vida: estamos hechos para mantenernos en movimiento. Vivir, para nosotros, significa estar en constante aprendizaje, significa eliminar el sedentarismo, y no parar. Por supuesto, no nos estamos refiriendo solo a ir al trabajo o hacer la compra: hacer ejercicio es la parte esencial de ese movimiento.

Si bailas, juegas al baloncesto, o corres; si quedas los fines de semana para jugar al fútbol con tus amigos, o dedicas los domingos a montar en bici; si estás deseando que llegue el invierno para esquiar, y mientras tanto patinas durante el verano; o si encuentras una total satisfacción personal al levantar un peso del suelo o alcanzar determinada meta; tu filosofía también es Move.

¿El 3? Porque nosotros nos hemos centrado en las 3 disciplinas que nos han acompañado a lo largo de nuestra vida. Hemos practicado infinidad de actividades físicas y, por suerte, seguimos moviéndonos y esperamos poder hacerlo siempre puesto que existen tantos deportes que probar y cada uno tiene algo especial que aportarnos. Sin embargo, de manera regular, con horarios, programaciones que seguir y metas que conseguir, nos centramos en el yoga, la preparación física y las artes marciales. ¿Por qué? Primero porque nos dimos cuenta de que se complementaban entre ellas a la perfección. Las tres contribuyen enormemente al equilibrio físico, mental y emocional de una persona. En segundo lugar, porque también suponen un complemento a la hora de practicar otros deportes: las herramientas mentales que te proporciona el yoga, las corporales que te ofrece la preparación física y la conciencia y control del cuerpo que ofrecen las artes marciales te ayudarán en cualquier otra tarea que decidas intentar desde, por ejemplo, tu primera media maratón campo a través a una presentación importante en tu oficina. Pero lo que resultó determinante en la elección de disciplinas fue que las 3 nos apasionan, nos han acompañado a lo largo de toda nuestra carrera deportiva, y nos han aportado mucho a lo largo de nuestra vida personal.

Tú no tienes por qué ser MOV3. Pero muévete. Tal vez tú solamente seas MOV1, porque quieres limitarte a venir a las sesiones de preparación física con kettlebells. ¡Perfecto! Y quizás después decidas que quieres probar a añadir el yoga a tus entrenamientos, y convertirte en MOV2, ¡Genial! ¿Y si pasado el tiempo ves que quieres dejar las kettlebells una temporada? Vuelves a ser MOV1, ¡sin ningún problema!. Lo importante no es que combines las 3 disciplinas (que es nuestro ideal), sino que te muevas. Lo realmente bueno de las tres disciplinas que hemos escogido es que son capaces de combinarse y complementarse perfectamente pero son completas por si mismas. Si solamente una de ellas te llama la atención, practícala y dedícale todo tu esfuerzo. Verás que más temprano que tarde, llegan las recompensas.

Por último, no olvidamos el movimiento como rebelión, en una sociedad estresada elegimos el camino del yoga, en lugar de encerrarnos en máquinas y gimnasios utilizamos kettlebells y, en lugar de escoger la violencia nos volcamos en las artes marciales, hay otros caminos y nuestro movimiento empieza aquí.

Pd. Por descontado añadir que eliminamos la E de “move” como juego de palabras, le dimos la vuelta, y la convertimos en el 3; MOVE3 no quedaba igual de estético.

Deja un comentario