Mudras I

fate_by_a2nblad3r-d4adgzh

Fate. Ilustración realizada por David Gao.

Mudra: Gesto o posición de las manos.

En Kundalini Yoga apreciamos las manos en cuanto a que suponen para nosotros auténticos mapas de la energía de nuestro cuerpo; puesto que cada uno de los puntos de nuestras manos conectan con cierta parte del cuerpo o cerebro, representando así diferentes emociones y comportamientos. Del mismo modo, cada área de las manos se asocia a unos reflejos concretos en otra zona de nuestro cuerpo. Así, suponen para nosotros un teclado que podemos (y debemos) aprender a tocar si queremos dirigir el flujo energético mente-cuerpo.

Teniendo en cuenta que cada dedo se va a relacionar con una energía planetaria, y con la cualidad del planeta al que representa; el pulgar viene a representar el personaje de cada individuo. Tocar la punta del pulgar en su parte carnosa con cada yema de los dedos crea resultados específicos, y se convierte ésta en la forma más común de sellar un mudra. Recuerda siempre que debes ejercer la suficiente presión pero sin cortar el flujo de la energía: no permitas que el dedo comience a blanquearse.

A continuación explicamos algunos de los mudras más utilizados en Kundalini Yoga.

Gyan mudra pasivo:

Mudras-002-w

Une la yema del pulgar y la yema del índice, y estira el resto de los dedos.

La energía del índice se asocia con Júpiter, y representa la expansión.

Este mudra estimula el conocimiento, la sabiduría y el poder de unir; ofrece receptividad y calma.

Es el mudra más utilizado, y siempre que no se especifique que deba ser activo, se realizará el gyan mudra pasivo.

Gyan mudra activo:Mudras-003-w

En este caso, es la uña del dedo índice la que presiona la yema del pulgar.

La forma activa del Gyan mudra se suele utilizar en pranayamas y ejercicios más poderosos.

Shuni mudra:

Mudras-004-w

Une la yema del pulgar y la yema del dedo medio (corazón), que se asocia a Saturno (el maestro de las tareas, responsabilidades, el coraje y el deber).

También conocido como el “sello de la paciencia”, este mudra otorga paciencia, discernimiento y compromiso para cumplir con tus objetivos.

Surya o Ravi mudra:Mudras-005-w

Une la yema del dedo pulgar con la del dedo anular (que se asocia tanto al Sol como a Urano).

La traducción literal de este mudra sería “Sello del Sol o de la Vida”, y puesto que el Sol representa la energía, la salud y la sexualidad; mientras que Urano representa la fortaleza del sistema nervioso, la intuición y el cambio; practicar este mudra otorga energía revitalizadora, buena salud, fortalece el sistema nervioso, y confiere el poder para ganar.

Buddhi mudra:Mudras-006-w

Une la yema del pulgar y la yema del dedo meñique.

El meñique está simbolizado por Mercurio, que a la vez supone la rapidez y el poder mental de la comunicación. Por eso este mudra (sello de la claridad mental), estimula el desarrollo psíquico y abre la capacidad de comunicarse clara e intuitivamente.